No más mitos sobre la pérdida de peso Leave a comment

Sobre la pérdida de peso, las dietas mágicas, y los productos milagro existen muchas creencias, algunas son ciertas y otras erradas por completo. Camila Henao Uribe, nutricionista dietista Universidad de Antioquia, nos cuenta qué cosas sí son ciertas sobre el tema :

–  La pérdida de peso se logra eliminando las grasas de la dieta:

Es un concepto falso por completo, pues en cualquier dieta saludable tradicional, aunque sea hipocalórica, se debe mantener un consumo de grasas que nos aporte del 25 al 35% de las calorías diarias. Si bien un exceso de grasas no es saludable, tampoco lo es su deficiencia. Lo que si se debe cuidar es el tipo de grasas que se consumen, pues debe primar el consumo de grasas de tipo insaturado (como son las mono y poliinsaturadas), y moderar el consumo de grasas saturadas, colesterol y grasas trans.

–  La pérdida de peso se asegura comiendo 6 veces al día, en lugar de 3:

Esta es una idea sin fundamento, pues realmente lo que conduce a una pérdida o ganancia de peso es la calidad y cantidad de calorías diarias que consumimos, y no la forma en cómo las repartimos durante el día. Existen personas que se acogen a dietas donde se programan 3 comidas medianas y logran pérdidas de peso satisfactorias, así como ocurre con otras personas a quienes se programan 5 0 6 comidas pequeñas y también lo logran satisfactoriamente. El número de comidas básicamente se planificará de acuerdo a los hábitos y horarios que la persona en cuestión ya tiene implementados.

– Controlar calorías me garantiza una pérdida segura de peso:

¡Falso! Si bien en una dieta para bajar de peso se debe reducir el total de calorías, no es lo único. Debes elegir alimentos saludables que aporten además de calorías, nutrientes de calidad, capaces de ayudar a bajar de peso pero de forma segura y sostenible en el tiempo; anteponiendo siempre la salud y buen estado nutricional. Para facilitar esto, lo ideal será basar la alimentación en productos naturales, frescos, como por ejemplo frutas, verduras, semillas, leguminosas, frutos secos, grasas saludables,  carnes magras y lácteos, y manteniendo un consumo mínimo de alimentos altamente procesados o empaquetados.

Tomar líquido con las comidas impide la pérdida de peso:

¡Falso! Hay que empezar por revisar qué se está tomando como bebida (jugos de fruta, gaseosas, agua, bebidas sin azúcar, leche, etc.). Beber líquido junto con las comidas puede ser necesario para algunas personas incapaces de deglutir los alimentos en seco. Beber líquido con las comidas hace que la sensación de saciedad se presente mucho más pronto que cuando no se bebe, favoreciendo con esto un consumo de porciones más pequeñas de alimentos. Para concluir, beber líquido por sí solo no hace que ganemos ni perdamos peso, pero en una dieta de reducción siempre se deberá vigilar el tipo de bebidas que se ingieren, evitando a toda costa aquellas altas en azúcar.

–  Las frutas no están permitidas en mi dieta para perder peso:

Completamente falso. Las frutas son alimentos nutritivos y saludables, que consumidos en las porciones recomendadas pueden contribuir favorablemente a la salud. Estas por supuesto también tienen calorías, y si son consumidas en exceso -como cualquier otro alimento- por un tiempo prolongado, podrían conducir a una ganancia de peso, siempre y cuando las calorías totales consumidas sean más de las que necesitas. Así que come frutas tranquilamente, y disfrútalas sin excesos.

Los productos milagrosos me aseguran una pérdida de peso:

Ningún producto por sí solo conduce a esta pérdida, por lo menos no un producto seguro para la salud. Cualquier sustancia que pueda ayudar a la pérdida de peso deberá idealmente complementarse con una dieta baja en calorías y actividad física. Algo más, es que cuando un producto prometa hacerte bajar ciertos kilos en determinado tiempo vale la pena desconfiar de este. Finalmente, si un producto promete y cumple con hacerte perder peso mágicamente ten por seguro que está afectando en silencio tu salud, y esto podrá pasarte factura más delante de diversas maneras. Si bien en el mercado existen productos seguros, útiles y son un buen complemento, no bases nunca la dieta para bajar de peso en el consumo de estos, y asesórate siempre de un profesional en nutrición.

–  Una buena dieta para bajar de peso significa dejar de comer:

Falso en absoluto.  Si bien la estrategia del ayuno intermitente está por estos días en auge y es esta una estrategia válida para lograr bajar de peso, entre otras cosas, no es para todas las personas. De hecho, el ayuno intermitente debe ser siempre indicado y acompañado por un profesional en nutrición, y debe recomendarse solo a ciertas personas. Tradicionalmente las dietas para perder peso han sido exitosas en la medida que permiten que la persona consuma alimentos en el transcurso del día, evitando la sensación de hambre fisiológica y la privación excesiva de alimentos. En una dieta para perder peso ideal se deben ajustar los tamaños de porción, modificar los métodos de cocción, reducir las calorías a consumir y moderar el consumo de ciertos nutrientes; más no necesariamente deberán ser dietas demasiado restrictivas.

Por: Camila Henao Uribe

Nutricionista Dietista – Universidad de Antioquia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Hola! ¿Quieres saber más sobre nuestros productos o tener una asesoría personalizada? Hablemos por WhatsApp.