Té: elixir del oriente para el mundo Deja un comentario

El té es una bebida que se empezó a consumir en oriente desde tiempos remotos, y desde ese entonces su uso se ha expandido a los demás países del mundo, hoy es considerada la tercera bebida más consumida en el mundo, después del agua y del café.

¿Qué es el té?

Es la infusión que se prepara con las hojas de la planta Camellia sinensis, el cual puede variar según su procesamiento y momento en el que se cosecha. La recolección del té se hace de forma manual, luego de esto se le retira gran parte de la humedad para evitar que las hojas sean contaminadas por microorganismos, y posteriormente se da la oxidación. En este último paso, las enzimas y otras sustancias propias de la planta reaccionan al entrar en contacto con el oxígeno, causando reacciones importantes para que la planta de té pueda proporcionar los beneficios que se le atribuyen.

En esta ocasión hablaremos sobre el TÉ MATCHA, el cual es el mismo té verde pero con un procesamiento postcosecha distinto que potencializa sus beneficios,  el cual consiste en poner a la sombra sus hojas, tras ser cosechadas manualmente y después de un tiempo estas son finamente molidas. Este proceso ayuda a que la clorofila, nutrientes y compuestos antioxidantes, se concentren, elevando las propiedades del té; en otras palabras el té matcha es un té verde elevado a su máxima potencia.

Este té no se presenta en forma de tisanas, sino en una presentación en polvo; su perfil sensorial suele ser mucho más exquisito, fuerte y herbal, en comparación con un té verde tradicional presentado en tisanas.

Conoce aquí el té matcha de Funat

 

Existe té matcha de origen Japonés, en el cual las técnicas son mucho más precisas para conseguir un producto de mayor calidad. Durante un tiempo la planta se pone a la sombra para aumentar los niveles de clorofila. Luego se seleccionan a mano las hojas más jóvenes que son las que contienen más propiedades, se secan al vapor y se muelen con piedras de granito. Como resultado el Matcha japonés es un polvo de un color más intenso, fino y de matiz dulce.

También existe el té matcha de origen Chino, generalmente es más económico, se elabora con hojas que no son las más jóvenes y también puede contener residuos de tallos. En este caso se seca al fuego lo que hace que no se conserven tanto sus propiedades. El resultado es un polvo de color verde tenue, de textura más terrosa y sabor más amargo.

Las variedades hechas a partir de hojas y brotes de primera cosecha se consideran de mayor calidad y se destinan a la ceremonia japonesa del té o ‘cha no yu’; los matcha de 3 a y 4ta cosecha, pálidos y más amargos, suelen utilizarse con fines culinarios.

 

 

¿Cómo elegir un té matcha correctamente?

  • Revisa que el color del polvo sea verde intenso, nunca debe ser pálido
  • Su aroma debe revelar un carácter vegetal, con ligeros matices marinos
  • Al batirlo con agua caliente (entre 70 y 75ºC) debe mostrar un sabor balanceado entre lo dulce y lo amargo, y debe dejar cierto residual tras su consumo.

Por: Camila Henao Uribe – Nutricionista Dietista Universidad de Antioquia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Hola! ¿Quieres saber más sobre nuestros productos o tener una asesoría personalizada? Hablemos por WhatsApp.